Elías Rubio Marcos y su "CAJÓN DE SASTRE"

Recopilación de artículos publicados y otros de nueva creación. Blog iniciado en 2009.

domingo, 12 de enero de 2020

PEDROSA DE RÍO URBEL, GRABADOS EN EL PASAJE AL CORO


Pasadas las fiestas de la Navidad y de Año Nuevo, paréntesis tan desmedido como entrañable, y que tanto entretiene nuestras vidas, volvemos a lo cotidiano del resto del año. Y lo cotidiano, en lo que a este ya carcomido Cajón de Sastre se refiere, queridos amigos, es seguir visitando pueblos e indagar en sus humildes pasados. Qué le voy a hacer, si os digo la verdad no me siento tan mal haciendo de fedatario de la España Vacía (que no vaciada, ¡demonios!), al fin y al cabo debo ser ya un poco adobe y otro poco piedra y me confundo con las ruinas. Y, pues eso, ahí andamos de nuevo, abriéndonos camino por las nieblas de la despoblación intentando pegar la hebra con los Últimos, cuando estos, por no sé qué milagro, se dejan ver, o radiografiando lo que dejaron escrito sus antepasados en el  exterior de sus casas, que eso sí es más factible, tan factible como emocionante.


FOTOGRAFÍAS: Grabados en la iglesia de Pedrosa de Río Urbel (Diciembre de 2019)


Pasaje al coro de la iglesia


Sillares para el asombro


Empezamos el año con unos grabados rupestres que, por su origen, nada tienen que ver con los que este cronista estaba acostumbrado a ver y descubrir en su paso por las cuevas burgalesas. En realidad, ni siquiera es científico llamarlos “grabados rupestres”, aunque por lo representado mucho lo parezcan, pues no son prehistóricos, ni siquiera medievales, y se hallan inscritos en sillares de una iglesia. Me estoy refiriendo a la iglesia de Pedrosa de Río Urbel, y en concreto a la escalera y pasaje abovedado de acceso al coro, donde una serie de sillares-paneles muestran una colección de figuras esquemáticas entre las que predomina una amplia gama de gallináceas, cruces y arboriformes. Puede verse, incluso, alguna figura humana inacabada, con rasgos juveniles, lo que podría indicar que quien hizo las grabaciones pudo ser una persona joven, quizá un chico (las chicas no subían al coro) que durante los oficios religiosos, más que atento a ellos, se entretenía en dar rienda suelta a sus aficiones artísticas, entre ellas la de representar las gallinas de su corral. Cabría incluso la posibilidad de que dichos grabados fueran hechos cuando aún los sillares no estaban colocados en su actual ubicación, y entonces la autoría y quizá el significado de los mismos, sería más dudosa. Y también pudiera ser que hubiera más  de un autor, a la vista de las muy elaboradas cruces incisas que se pueden ver al inicio de la escalera, hechas quizá por alguien más devoto que el artista de las gallinas.  
De la antigüedad de los grabados podría darnos una pista la época barroca en que fue ejecutado el mencionado pasaje, dicho sea con todas las reservas. Es esta la única pista que se nos ocurre, ya que en los libros de fábrica no creo que se anotaran grafitis de semejante calidad, ni otros. 




Un chico entre gallinas
Gallináceas y algún conato de antropomorfo

Un pino y una gallina o gallo, y más...
Elaboradas cruces al inicio de la escalera




sábado, 28 de diciembre de 2019

FELIZ AÑO 2020, (¡YA 2020!)

Estela funeraria romana procedente de Nova Augusta (Tomada en 2019)

martes, 10 de diciembre de 2019

PERFORMANCE EN VILLANUEVA SOPORTILLA


"Floren y Mariano", regresaron de su más allá a la que fue su casa 

FOTOGRAFÍAS: Casas de Villanueva Soportilla (diciembre 2019)

        De un tiempo a esta parte vengo observando que en los pueblos han surgido de la nada gran número de artistas populares, y que, desarrollando sus aptitudes, han cubierto con sus brochas y pinceles fachadas de casas, medianeras, tapiales y cualquier lienzo libre al que han tenido acceso. Estas obras de arte menor, si es que así se le podría llamar, casi siempre alusivas a la vida tradicional de los antepasados más cercanos, qué queréis que os diga, queridos amigos de este Cajón de Sastre, a mí me parece que desvirtúan el carácter rural que se intenta recuperar. Los colores chillones que por lo general se utilizan, rompen, en mi opinión, la armonía y sobriedad que siempre caracterizó a nuestro medio rural. Así, os diré (en voz baja para que nadie me oiga), que personalmente prefiero una pared roja de adobe que una escena de trilla pintada con estridentes colores.   
       Todo esto viene a cuento de que, recientemente y quizá en contraposición a lo anterior, pude ver una iniciativa artística que me llamó gratamente la atención. Me refiero a una performance que en Villanueva Soportilla han llevado a cabo sus vecinos, instalando grandes fotografías en las fachadas de las casas con los habitantes que las ocuparon y que les precedieron, todas con sus nombres. Hay algo en ello que va más allá del arte especulativo, pues enraíza con lo más profundamente humano de las cosas. Tiene la ventaja, además, de que la obra puede ser descolgada, en cualquier momento y sin daños colaterales, al contrario que las citadas pinturas, que con  el paso de no mucho tiempo han de convertirse en pálidos y desgarbados jirones.  Pero lo más importante y lo que da más interés a la instalación performativa de Villanueva Soportilla, es que los vecinos que quedan en el pueblo, posiblemente pocos, seguirán viendo la imagen de  aquellos de los que aún recuerdan su calor, que es como decir que su eco ha regresado y que todavía están con ellos. Y si no esto último, al menos es un homenaje a su memoria, que no es poco.  


"La señora Epi" sobre el rosal que tantas veces regó 

"Rosario y Nato". Por esta puerta entraron en años,
tras esa ventana soñaron futuros halagüeños




martes, 3 de diciembre de 2019

MAZUECO, UN DOCUMENTO ESCRITO EN PIEDRA

Documento del siglo XVIII grabado en piedra 


Fecha escrita en la cara oculta del dintel


FOTOGRAFÍAS: Dintel en Mazueco (Tomadas en noviembre de 2019)

       Podría haber sido un documento encontrado en cualquier archivo municipal, en este caso de Mazueco de Lara (si lo tuviera). Pero no, el documento que hoy traigo aquí no es el producido por un funcionario-escribano de papel ni de los que se guardan en el arca de tres llaves, sino uno escrito por algún cantero. La historia de los pueblos, o por mejor decir, parte de la historia de los pueblos, a veces podemos encontrarla escrita en piedra y a la vista de todos sin remontarnos a épocas demasiado lejanas. Ejemplo de ello es esta leyenda en el dintel de una casa de dicho pueblo, en el que algún cantero de buena letra, además de labrar el rojo dintel, escribió (grabó) un texto-documento, bendecido por una cruz de original diseño, igualmente incisa, por el cual podemos ver que dos vecinos del mismo lugar donaron el edificio para que sirviera de Casa de Concejo, con ciertas condiciones. Pero más que lo que aporta el documento en sí, que no es una cosa banal para la historia de Mazueco, interesa o llama la atención la paciencia del escribano-cantero que lo grabó. Porque, queridos amigos de este Cajón de Sastre, convendréis conmigo en que tan larga inscripción debió llevar su tiempo en hacerse. Las letras, mayúsculas, están hechas con tan notable esmero que parecen de molde, y su tipo parece corresponder al que estaba en uso en el siglo XVIII. Otra curiosidad de la grabación es que en la parte escondida del dintel, en el canto bajo, continúa el texto, pero muy deteriorado y ya solo para señalar el año en que fue escrito, 17¿?; claramente se ve que el cantero no midió bien lo que ocuparía el documento al iniciarlo.
En fin, otra curiosidad más de nuestros pueblos, de las que tanto abundan y de las que podemos disfrutar si los visitamos con la calma debida. 



TEXTO ESCRITO EN EL FRENTE DEL DINTEL

JESUS MARIA I JOSE
ESTA CASA EDIFICARON AGUSTIN ARRIBAS
I MARIA  QUBILLO PARA EL CONCEIO CON LA CAR-
GA I OBLIGACION EL COCEIO DE PAGAR TRES REA-
LES  EN CADA UN AÑO DE MEMORIA POR UNA MISA  QUE
CELEBRARAN LOS CURAS DE ESTE LUGAR DE MAZUECO
I TODOS LOS VECINOS AN DE REZAR UN PADRENUESTRO I UN AVE MARIA  



Casa para el Concejo de Mazueco


sábado, 30 de noviembre de 2019

TAL COMO ÉRAMOS (V)

Entre Tobalina y San Zadornil se interpone
la sierra de Árcena. Las cerezas tobalinesas
 remontaban esta gran barrera.

Desfiladero del río Purón cerca de Herrán.
Por este angosto lugar pasaron los borricos cargados de cerezas de Tobalina rumbo a San Millán de San Zadornil

FOTOGRAFÍAS: Desfiladero del río Purón (2011).  Esgrimistas de Escalada (2015)


CEREZAS DE TOBALINA
 “Escriben del valle de Tobalina, que es tal este año la abundancia de cerezas que creyeron tener que dejarlas en los árboles  por falta de tiempo para cogerlas, y más aún por falta de compradores; para un fabricante inglés, D. Pablo Porres, almacenista de Bilbao, ha hecho de esta  fruta una exposición nunca vista.
Entre el sábado y domingo pasados, pusieron los tobalineses en el pueblo de San Millán de San Zadornil, mil ochocientas arrobas de cerezas, conducidas en borricos por la casi intransitable cuesta de Herrán.  Desde San Millán son conducidas en cubas destinadas a Amurrio, en donde el comprador tiene una fábrica de licores”.  
La Fidelidad Castellana
Breve de 19 de julio de 1888

SEXO DÉBIL Y HOMBRES DE PELO EN PECHO
“Esta mañana dos mujeres de las que se dedican a la rebusca de huesos se prodigaron tales piropos que hubieran ruborizado a un tambor mayor, si el rubor existiera en estos tiempos.
De los dichos pasaron a los hechos recibiendo una de las contendientes una herida en un ojo.
Un día las lecheras, otro las mozas de cántaro, otro u otros  las que pelan la pava con los Martes en el río al son de la maza.
Señoras beligerantes, acuérdense que pertenecen al sexo débil, y dejen esos humos para los hombres de pelo en pecho o allá para los representantes de Huelva, cuyos Humos de Huelva se van haciendo tristemente célebres [El Año de los Tiros. De aquella huelga se dice que fue el "primer movimiento ecologista en el mundo"]”.
La Fidelidad Castellana
Breve de 8 de febrero de 1888

DUELISTAS
     A medida que decrecen las creencias religiosas aumenta la criminalidad, notándose especialmente en el número de suicidas y duelistas que van considerándose ambos crímenes como moneda corriente; a lo cual contribuye en gran manera la impunidad en que suelen quedar estos delitos, principalmente entre las personas que se tienen por de alta aristocracia, dando motivo a que se generalice hasta en las clases inferiores”.  
La Fidelidad Castellana
Breve de 25 de febrero de 1888

Duelo de esgrima en Escalada  (pintura del siglo XVIII)


jueves, 7 de noviembre de 2019

LA BALLENA DE CANTABRANA



FOTOGRAFÍA: Dintel en casa de Cantabrana (Tomada en 2010)

Entre los numerosos dinteles que se pueden ver en Cantabrana, todos ellos historiados con rosetas de seis pétalos, cruces y fechas de construcción de las casas, hay uno que sorprende por su originalidad. Llama la atención en él una figura aparentemente monstruosa, aunque si nos fijamos bien veremos que de monstruosa tiene poco, porque en realidad debe tratarse de una ballena, una ballena original, pero ballena; quizá sean los brazos humanos que salen de su cuerpo, uno de ellos mostrando los dedos de la mano, los que le dan esa apariencia. Pero entonces…, ¿se trata de una ballena nadando al estilo Crol? Qué va, y perdón por la broma. Después de mucho observarla uno se da cuenta de que, en efecto, dicho brazo, así como el otro opuesto, al que no se le distingue bien, deben pertenecer al profeta Jonás en el momento en que empieza a ser vomitado por el gran pez que se lo tragó. Una original escultura, sin duda, que parece más propia del Arte Románico que del siglo XVIII, momento en el que debió labrarse este dintel, al igual que todos los demás de Cantabrana. Todo tendría su explicación si nos atuviéramos a la iconografía cristiana representada en dicho conjunto, donde la roseta de seis pétalos es alusiva a Cristo, la cruz a su Martirio y la ballena a su Resurrección.

PD: Por lo demás, me toca pediros perdón, queridos amigos de este Cajón de Sastre, por mis largas ausencias. Pero, como os dije en su día, ando enfrascado con la roseta hexapétala y ya no veo otra cosa que no tenga que ver con ella. Llegado el momento sabréis más sobre mis andanzas por la provincia en busca de este símbolo que tanto significó para generaciones de burgaleses.  


jueves, 17 de octubre de 2019

NAUFRAGIO EN ROZAS

Surgió de entre las nieblas del revoco...

...y naufragó entre las nieblas del olvido


FOTOGRAFÍAS: Iglesia de Rozas (Tomadas en 2011 y 2019)

¿Qué fue de aquel barco de velas que surgió entre los desconchados de la iglesia de Rozas? Lo avistamos una mañana de bruma mientras navegábamos por las procelosas ruinas y anotamos su presencia en nuestra bitácora. Seguro que lo recordáis, queridos amigos marineros, fue hace ocho años. ¿Qué fue de él? ¿Se lo llevó una tempestad al fondo del océano para siempre? Hemos vuelto a navegar por al mar del olvido por si de nuevo hubiera emergido, al igual que lo hiciera el holandés errante, y apenas hemos adivinado las velas, la niebla de las tormentosas ruinas debieron devorarlas. Una pena, compañeros marineros, el Barco de Rozas, que tantos mares surcó, vino a vararse a este lugar desolado donde nadie quiso reparar sus desperfectos. Mal puerto escogiste, Barco de Rozas, para descansar de tus travesías.  

domingo, 29 de septiembre de 2019

8ª EXPOSICIÓN DE TRACTORES ANTIGUOS EN LECHEDO, (ÉXITO DE PÚBLICO, FRACASO DE IMPLICACIÓN INSTITUCIONAL)



Las máquinas llegan de muchas partes
Hay alemanas, de EE.UU, inglesas, polacas, belgas...

Uno de los dinosaurios mecánicos que se pueden ver


Los  distintos carteles de la exposición, uno por cada año

FOTOGRAFÍAS: Máquinas de otros tiempos en Lechedo de Cuesta Urrria (28 setiembre 2019) 

Un año más, ¡y van ocho!, ha tenido lugar este fin de semana en Lechedo de Cuesta Urria la impresionante muestra (probablemente la mayor muestra de este tipo en España) de viejos tractores y otras máquinas de arrastre agrícolas, procedentes de distintas partes del mundo y de diferentes épocas. Cada año tiene más aceptación y son miles de personas las que, llegadas de distintos lugares de España, se han dado cita este año para admirarla y disfrutar del arranque de motores con fuego de estos dinosaurios mecánicos. José Luis Ortíz, alma organizadora y mecenas apasionado de este sensacional evento, está satisfecho por la acogida del público, y disfruta viendo como este disfruta, pero se duele por la falta la implicación y colaboración de las instituciones tanto regionales como provinciales, que para nada, ninguno de sus representantes, ni siquiera para visitar la muestra, han aparecido por ella en las que ya se han celebrado. Es una vergüenza para todos que, pudiendo ser una magna muestra con carácter nacional o incluso internacional, no tenga ningún apoyo ni reconocimiento institucional.

lunes, 16 de septiembre de 2019

UN EMPERADOR EN EL PÁRAMO



FOTOGRAFÍA: Carteles en el castro de La Polera

Cualquier lugar es bueno para anunciar la ruta de Carlos V recientemente creada. Puede indicarse incluso desde una necrópolis de la Edad del Hierro en un desolado páramo. En “Los Cenizales”, del castro de “La Polera” en Ubierna, me sorprendieron ayer estos carteles. Me pareció curioso ver el rostro del emperador publicitándose sobre la memoria enterrada de los pobladores de dicho castro. Y es que, como bien es sabido, todos los caminos conducen a Roma.

lunes, 26 de agosto de 2019

LA MAGIA DEL SOL QUE APARECE


Expectación ante el gran momento

FOTOGRAFÍAS: Salida del sol desde Peña Monte (Peñahorada, 6/8/19)

Todavía es de noche. De nuevo he subido a la peña de mi pueblo adoptivo para ver salir el sol. En esta ocasión agosteña no he visto los cuchillos de la Rueda de la Fortuna, o de Santa Catalina, dando vueltas sobre las cumbres de los Montes Obarenes, ese fenómeno popular ocurre solo en la mañana de San Juan, cuando la zorra madruga y merodea por caminos y gallineros. Pero os aseguro, queridos amigos de este Cajón de Sastre, que tan espectacular y mágica es una salida del sol de agosto como la de San Juan. Esos momentos de espera hasta que el  rey sol  nace y aparece, cuando las nieblas de la noche aún duermen en las vallejadas,  y cuando se confunden y funden el amanecer de tonos grises con los primeros y tímidos rojos violetados, son algo para el éxtasis. Comprobadlo vosotros mismos algún día, amigos del escalofrío, solo tenéis que madrugar un poquito y subir a Peña Monte, la de Peñahorada. Aplaudiréis, seguro. 



Ya asoma por los Obarenes


El arte de lo mágico