Elías Rubio Marcos y su "CAJÓN DE SASTRE"

Recopilación de artículos publicados y otros de nueva creación. Blog iniciado en 2009.

lunes, 11 de junio de 2012

ARQUITECTURA TRADICIONAL, O POPULAR, O VERNÁCULA, QUE SE PIERDE, QUE SE HA PERDIDO...

Antes

Después

FOTOGRAFÍAS:  En un lugar del valle de Mena (Tomadas en 1982 y 2007). 

La conservación de la arquitectura popular es una de las asignaturas pendientes en Burgos. Pero me temo que cuando estemos al final de la carrera, a punto de graduarnos, será ya demasiado tarde, pues para entonces ya se habrá perdido la mayor parte de las muestras que más valor tienen o tenían. Viajero tantos años por la provincia, he visto cómo han desaparecido elementos y formas de construir que dieron carácter a distintas zonas de la misma. Unas veces se tiran o han tirado, sin miramiento alguno, construcciones originales bellísimas, para, en su lugar, levantar otras totalmente distintas y “modernas”; otras se modifican creando sin rubor pastiches infames; y hay también casos en que se han intentado adaptaciones más o menos respetuosas con los originales, aunque el resultado final no llegue a engañar o a confundirnos. Podríamos decir, pues, que, sin un seguimiento adecuado y puntual por parte de la autoridad competente, cada cual ha intervenido en su casa o vivienda como mejor le ha parecido. Eso sí, supongo que con el consiguiente abono de las tasas por obra. De este modo, gran parte del patrimonio edificado rural, uno de los grandes activos culturales y una de las señas de identidad más fuertes de las regiones, zonas o comarcas, poco a poco, o mejor, con gran rapidez, se ha perdido o está perdiendo. Y es que, debemos reconocerlo, la conservación del patrimonio no es lo nuestro.

Sirva este lamento para traeros hoy, queridos amigos y seguidores de este Cajón de Sastre, un par de fotografías que acabo de encontrar en mi baúl-archivo. Las dos son del mismo lugar del valle de Mena, pero hechas con un intervalo de un cuarto de siglo (1982-2007), muy poco tiempo. Quizá no sea un caso de los que más hieren la vista, ni mucho menos, pero sí se advierte en el cambio  la pérdida del auténtico sabor de lo tradicional.

2 comentarios:

  1. Faustino Calderón11 de junio de 2012, 15:03

    Sin comentarios, esta todo dicho.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Francamente lamentable. Qué se podría hacer para evitar este tipo de atentados contra el patrimonio rural? Qué podríamos hacer para educar a los propietarios cuando acomenten una reforma?

    ResponderEliminar

Solo se admiten comentarios constructivos. Los comentarios anónimos, o irrespetuosos, no serán publicados, tampoco los que no estén correctamente identificados.