Elías Rubio Marcos y su "CAJÓN DE SASTRE"

Recopilación de artículos publicados y otros de nueva creación. Blog iniciado en 2009.

viernes, 14 de septiembre de 2012

LA FUENTE ANDINA DE SAN PEDRO DE ARLANZA

FOTOGRAFÍAS: Fuente procedente del monasterio de San Pedro de Arlanza en su actual emplazamiento del Paseo de la Isla, en la ciudad de Burgos. (Tomadas en septiembre de 2012).


En 1933 de San Pedro de Arlanza salió una fuente, y con ella se fue un pedazo de la historia de este monasterio. Bien es verdad que cuando fue arrancada del claustro grande debía llevar tiempo silenciosa, seguramente desde la Desamortización. Los caños del agua, poco a poco y desde entonces, se cegarían por falta de monjes fontaneros. Y ya muda, sin chorro cantarín y entre ruinas, alguien pensó que había que rescatarla y llevarla a la capital burgalesa. Pensado, dicho y hecho: la fuente fue trasladada e instalada en el Paseo de la Isla, lugar digno para tan bello y representativo ejemplar. Cuatro siglos nos contemplan cada vez que los burgaleses pasamos junto a ella y sentimos su rumor. No es poco, aunque haya sufrido una restauración reciente. Pero la fontana, además de su antigüedad, tiene una peculiaridad muy especial: en el remate-pináculo-floreado se ven cuatro caras con facciones andinas. Sorprendente. Ello ha dado motivo a que haya sido considerada siempre por los eruditos del arte como una fuente colonial. Y no está mal pensado, porque cómo explicar si no la huella andina. Desde luego, lo primero que nos viene a la mente es un maestro de cantería que, además de versado en construir magníficas fuentes, conocía bien los rasgos humanos del Nuevo Mundo, bien porque cruzó el Gran Mar, bien porque tuvo como modelo algún esclavo de Indias traído a Burgos en alguno de los muchos viajes de la Conquista. Cabría también la posibilidad de que fuera hecha por un maestro autóctono que se orientó con dibujos realizados por alguien que estuvo allí.  Imaginemos. Esta podría ser, queridos amigos de este Cajón de Sastre, parte de la trama de una novela histórica





 Escrito que dio pie el traslado de la fuente (1)

“Teniendo conocimiento esta Alcaldía de que en el histórico Monasterio de San Pedro de Arlanza, hoy en ruinas, existe una bella fuente  de mármol del siglo XVII, de estilo incaica, según opinión de los técnicos, situada en el centro del severo y sombrío claustro de la gran Abadía de Fernán González, que por desgracia va desmoronándose, sobre todo desde el incendio ocurrido en 1894, con lo que muy pronto quedará reducido a un montón de piedras en desorden, de lo que no se salvará la artística fuente expuesta hoy día a ser destruida o a desaparecer por el abandono  en que se encuentra, considera oportuno el que suscribe que con el fin de evitar su completa desaparición, (actualmente se encuentra sin el pilón que la rodeaba) se acuerda solicitar, previo informe del Sr. Delegado de Bellas Artes, del Ilmo. Sr. Director General del ramo, con quien se han cambiado impresiones sobre el particular, la cesión de dicha fuente a favor del Excmo. Ayuntamiento, comprometiéndose la corporación a su traslado e instalación en el Paseo de  la Isla, acrecentando de esta forma la belleza natural del mismo y completando la instalación de monumentos de arte que de otra forma desaparecerían o pasarían desapercibidos para el viajero, logrando al mismo tiempo con este sistema fomentar el turismo y que no pocos visitantes cautivados por las riquezas artísticas de Burgos, prolonguen su estancia en esta Ciudad, con objeto de gozar mejor de sus bellezas y de admirar con mayor detenimiento sus museos, iglesias, edificios públicos y monumentos; yodos los cuales no pueden ser visitados como lo merecen en un breve paseo por la población.

V.E.
NO obstante resolverá como siempre lo que estime más acertado.
Burgos 14 de agosto de 1933”. 
(Firmado: Manuel Santamaría, alcalde accidental)  


(1): Publicado en mi libro "Arquitectura del agua. Fuentes de la provincia de Burgos (1994).


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Solo se admiten comentarios constructivos. Los comentarios anónimos, o irrespetuosos, no serán publicados, tampoco los que no estén correctamente identificados.