Elías Rubio Marcos y su "CAJÓN DE SASTRE"

Recopilación de artículos publicados y otros de nueva creación. Blog iniciado en 2009.

martes, 24 de noviembre de 2015

LA DIABLA DE AHEDO DE BUTRÓN


En un esquinal del alero, una mujer de grandes y desnudos pechos

Su monstruosa figura puede llevar siglos en el alero

Un súcubo de grandes y desnudos pechos, gran boca,
enormes dientes, ojos saltones..., es La Diabla de Ahedo


FOTOGRAFÍAS: Saledizo en alero de Ahedo de Butrón. (Tomadas en octubre de 2015)


      Se encuentra tallada en uno de los saledizos esquineros que soportan el alero de una casa en Ahedo de Butrón. Es el busto femenino de una mujer monstruosa, con voluminosos pechos al descubierto, de gran boca, abierta y enseñando terroríficos dientes, y con ojos saltones. La inquietante figura recibe el nombre de Diabla, según se nos dijo en Ahedo, un nombre, en verdad, muy apropiado, pero que no lleva aparejado leyenda alguna, lo que no deja de ser extraño; quizá la leyenda se haya perdido, o que no encontramos a personas vivas que la conocieron. La talla-mascarón aparenta ser un súcubo, una figura erótica y a la vez demoníaca, sobrenatural, hecha por alguien con imaginación medieval, quizá como elemento protector de la casa contra fuerzas diabólicas, o, más probable, como reclamo de una casa de placer o lenocinio. Sea como fuere, por su monstruosidad, bien podríamos llamarla hoy La Diabla de Ahedo. 

       Hay que observar también que el viejo y auténtico saledizo fue imitado en otro alero, reproduciéndose con gran fidelidad, como puede verse en una de las fotografías que aquí se adjuntan. Pero tal imitación, al ser de tiempo más  moderno, no debe conllevar otro significado que el de un capricho o del intento de alguien para que la figura original perdure en el tiempo, pues se encuentra ya francamente deteriorada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Solo se admiten comentarios constructivos. Los comentarios anónimos, o irrespetuosos, no serán publicados, tampoco los que no estén correctamente identificados.