Elías Rubio Marcos y su "CAJÓN DE SASTRE"

Recopilación de artículos publicados y otros de nueva creación. Blog iniciado en 2009.

martes, 27 de septiembre de 2016

LA TAQUILLERA DEL "CAMPOS ELISEOS"


Teatro Campos Elíseos de Bilbao

Artistas y actores famosos con dedicatorias a la taquillera
del Campos Elíseos


Taquilla del teatro




FOTOGRAFÍAS: Teatro Campos Elíseos, actores y artistas famosos reunidos 

Hablábamos en la anterior entrada de lo difícil que nos resulta a algunos desprendernos de aquello que alguna vez nos fue útil o que nos pareció valioso, pero que, con el paso del tiempo, va oxidándose, adquiriendo perfume a rancio y haciéndose cada vez más inservible.  Acumular o no acumular, guardar o no guardar, esa es la cuestión. Hay quienes  guardan hasta el fin de sus vidas aquello que en algún momento de su pasado significó algo especial para ellos, o ni siquiera tan especial. Guardan y guardan, sin pensar (o aun pensándolo) que todo lo acumulado pueda llegar a ser una rémora para aquellos que lo heredan. El futuro está muy lejos, piensan o pensamos, ya haré limpieza un día, ya decidiré lo que hacer. Y pasan los años y la decisión no llega, y el futuro se presenta de improviso y nos sorprende con el desván lleno. ¿Qué ocurre después?  

En relación a lo anterior, viene a cuento una historia verídica que paso a contar.


 Bilbao, 1996, dos estudiantes burgalesas de Bellas Artes en la Universidad del País Vasco rebuscan en contenedores de basura del centro de la ciudad algo que les sirva para hacer sus instalaciones artísticas. Cualquier cosa puede servir, los de Bellas Artes tienen mucha imaginación y con lo que otros han despreciado, y arrojado a la basura, ellos reciclan y crean sueños. Y hete aquí que, en esa rebusca, descubren en el fondo de un contendor, entre todo tipo de inmundicias, unos paquetes que resultan ser fajos de cuentos y postales. ¿Cómo alguien puede tirar estas cosas?, se dicen con admiración y tristeza. Revisan los fajos. Los cuentos son de Calleja, cuentecillos ilustrados que sin duda alegraron algún día a quien los coleccionó. El fajo grande se compone de postales, o mejor, de fotografías, pues todas ellas son estampas de célebres artistas que trabajaban por los ¿felices? años veinte. Cada fotografía tiene una dedicatoria, todas están dedicadas a María Ortega, taquillera que fue del teatro Campos Elíseos, la Bombonera modernista que luce en Bilbao desde 1900. En el fajo de fotografías aparece lo más granado de la canción y del teatro de la época; por los asombrados ojos de las estudiantes desfila un repertorio de rostros para ellas desconocidos, pero que intuyen de famosos; ven la imagen y firma de Celia Gámez, lo mismo de Lola Membrives, de Ladrón de Guevara, de los payasos Hermanos Ramper..., figuras para la historia, sin duda.

         Aprovechando cada función, María Ortega consiguió la foto y autógrafo de todos los famosos que pasaban por el Campos Elíseos. Comprendió que esa pléyade de celebridades reunidas era una colección como pocas y que había que conservar. Y María la conservó, junto con los pequeños cuentos, como un tesoro, con orgullo, cariño y durante muchos años, hasta su muerte. 

Tras la desaparición de la taquillera, alguien pensó que aquellas colecciones eran un estorbo. Al fin y al cabo, para ese alguien no debían significar nada, seguramente por no haber tenido la vivencia y privilegio de conocer a los artistas que María conoció, ni haber soñado con la lectura de los Cuentos de Calleja. Por todo eso, decidió arrojar el tesoro al contenedor de basura. 

El destino quiso, sin embargo, que esas colecciones fueran rescatadas por dos estudiantes burgalesas, y así, el ciclo puede continuar.  



Dedicatoria de Lola Membrives

Dedicatoria de Celia Gámez




5 comentarios:

  1. Que historia tan bonita. Gracias por comprartirla. No creo que en el futuro puedan rebuscar recuerdos entre las tarjetas de memoria de nuestros móviles, aunque quién sabe.

    ResponderEliminar
  2. De nada, es un placer compartir.
    Quizá estén rebuscando ya.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola Elias:
    Me gustaria que nos contaras un poco más del asunto.Supongo que "las estudiantes" son personas muy próximas a tí.
    !!Vaya historia!! Supongo que de haberlo sabido Carlos Bacigalupe hubiera escrito alguna crónica en el periódico municipal Bilbao http://www.bilbao.net/bld/bitstream/handle/123456789/35415/38.pdf?sequence=1&rd=003123708560150644
    Ahora ya me dirás si no te he escrito un poco más que otras veces
    Un abrazo
    Miguel Vivanco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, Miguel. Nada más puedo aportar sobre el tema, y bien que lo siento.
      Tus comentarios anteriores eran casi monosílabos, por eso te lo advertí.

      Saludos

      Eliminar

Solo se admiten comentarios constructivos. Los comentarios anónimos, o irrespetuosos, no serán publicados, tampoco los que no estén correctamente identificados.