Elías Rubio Marcos y su "CAJÓN DE SASTRE"

Recopilación de artículos publicados y otros de nueva creación. Blog iniciado en 2009.

martes, 26 de julio de 2011

CAÍDOS DE LA GUERRA ENMARCADOS POR EL ARTE

Placa en ventana del ábside.
He visto muchas placas de caídos de la guerra (bien es cierto que sólo de una parte de los que contendieron) a lo largo y ancho de la provincia. Y estoy seguro de que esta abundancia se reparte por todo el territorio nacional. Son restos, secuelas de muerte que aún perduran y que conviven con el arte y el patrimonio histórico artístico de nuestros pueblos. La inmensa mayoría son sencillas y se encuentran adosadas a las iglesias, en cualquier muro, pero generalmente en los pórticos. También las hay monumentales, como la de Poza de la Sal o el  gigantesco hito de Pampliega, todo un alarde e igualmente junto a la iglesia. Ninguna, sin embargo, me había llamado tanto la atención como esta de Arenillas de Villadiego, que aparece colocada en el interior de una bellísima ventana románica del ábside de la iglesia. Son reliquias de un triste pasado que aún conmueven y remueven.

miércoles, 20 de julio de 2011

SEGUNDO CUMPLEAÑOS DEL ÁRBOL DE LA PROVINCIA

El árbol de todos. 

Los vecinos de jaramillo hacen tradición.
Niños que amarán al árbol. 
 
El alcalde de Jaramillo lleno de buenos deseos para su pueblo.  
FOTOGRAFÍAS: Jaramillo de la Fuente. Segundo aniversario del Árbol de la Provincia. (Tomadas el 17 de julio de 2011).

El pasado domingo (17 julio 2011) y en el trascurso del los actos programados para la fiesta de Jaramillo de la Fuente, celebramos el segundo aniversario del Árbol de la Provincia. Y una vez más este icono vegetal, que es la encina de todos los burgaleses, se convirtió en el Árbol de los Deseos. Como en el pasado año, vecinos de Jaramillo y amigos de distintos lugares colgamos lazos en el árbol engalanado pidiéndole que se cumplan toda suerte de sueños. La encina, todo sea dicho, goza de una extraordinaria salud, como se puede apreciar por las fotografías que aquí acompañan. Segundo año de vida, pues, para un árbol que, con vocación de vivir siglos, crece con tierra de todos los pueblos de Burgos, nada menos que 1233. ¡¡FELICIDADES!!

jueves, 14 de julio de 2011

VILLAHIZÁN DE TREVIÑO, DE LOS SIGLOS ESPLENDOROSOS

Entre la ruina puede verse el ábside románico.

No hace tanto que  los vecinos llenaban la iglesia,

Bellísima portada renacentista. 

Detalles renacentistas. 

Escudo eclesiástico.

Por los suelos. 
FOTOGRAFÍAS: Iglesia de San Martín (Villahizán de Treviño).

Me dejo perder ahora por las tierras del noroeste de Burgos, sin rumbo fijo, sin meta. Lo hago muchas veces y en cualquier estación del año, necesito hacerlo para poder respirar. Confieso que hubo un tiempo en el que solo me atraían los maravillosos valles, desfiladeros y montañas del norte, o serranos, no entendía de llanadas y horizontes sin caducidad. Ahora, tras sufrir no sé qué suerte de mutación, me dicen y cuentan los pueblos solos y perdidos en lejanías, los que siembran de adobe el espigarral bajo cielos que adormecen y lapidan. Cuando los veo a lo lejos, levantando apenas un palmo, siento que allí, donde crece la espadaña, debe vivir aún quien puede contar historias del viento, y debe haber algo interesante que ver de la otra vida. Y entonces, mis pasos se encaminan hacia el ignoto y desconocido lugar, que seguro ha de guardar más de una sorpresa. Y al entrar, no lo puedo evitar, siento que si hay alguna vida en él no tardará mucho en apagarse. Veo viejos, solo viejos, tal vez algún perro y algún gato, ruinas de un esplendor antiguo, llaves de un arcón de muchos ojos que, presumo, pronto habrá de cerrarse para siempre. Veo hermanos y hermanas de otras ruinas de adobe y piedra-páramo que un día fueron altivas y dominadoras. Permitidme, queridos amigos y seguidores de este Cajón de Sastre, que de este ambiente extraiga una joya de los siglos esplendorosos venida a menos. Permitidme que os presente una ruina que nos habla de un pasado en el que se rendía pleitesía al arte y que en la actualidad es pasto de la despoblación y el abandono. Os estoy hablando de la iglesia de San Martín, en Villahizán de Treviño, bien de interés cultural que una asociación de amigos pretende recuperar ahora, casi seguro que con más buena voluntad que medios.

lunes, 11 de julio de 2011

VENTANAS BURGALESAS DEL RENACIMIENTO






FOTOGRAFÍAS: Ventanas de Cadiñanos (1991), Gabanes (2007), Paresotas (2008) y Sotopalacios (2011).

Continuando con la etiqueta de Ventanas con Historia (podría también haberse titulado “Ventanas que enamoran”), permitidme, queridos amigos y seguidores de este Cajón de Sastre, que os traiga hoy una nueva entrega. En ella veréis los gustos y luces del Renacimiento, con los ejemplares maravillosos de Sotopalacios, Gabanes y Cadiñanos. Tres muestras, tres, de ventanas con encanto en la provincia. La de Sotopalacios, que es a la vez balcón, es clásica donde las haya, y creo que la única esquinera en Burgos; por esa originalidad y por su belleza merece que nos detengamos en el viaje para disfrutar de ella: eso sí, mejor si desaparecieran los elementos extraños que la enmascaran. La de Gabanes, en la antesala de la sierra de Árcena, es también de elegantes líneas renacentistas; presidida por un escudo de armas, se halla sobre la portada de un sólido palacio o casa fuerte, creo que de los Angulo. Inscribo también en la relación un par de ventanas de Cadiñanos, una sobre otra, que se hallan situadas en el costado sur de una gran torre; forman parte de las ruinas de un grandioso palacio, de la familia Medina Rosales, que en otra ocasión glosamos aquí; un palacio renacentista que, por su abandono, continúa siendo motivo de vergüenza para todos. Finalmente, añado una ultima y preciosa ventana, de una casa campesina en Paresotas, que sin tener la seguridad de su pertenencia al s. XVI y al Renacimiento, fuera de todo "academicismo", debe rondar la época. Que las disfrutéis.