Elías Rubio Marcos y su "CAJÓN DE SASTRE"

Recopilación de artículos publicados y otros de nueva creación. Blog iniciado en 2009.

domingo, 22 de julio de 2012

ADIÓS AL ARCO DE LENCES

Conjunto de El Arco visto de frente (2007).

Después. (julio 2012). 

Traseras del arco, antes.

Después. 

Interior del arco. (Antes).

Después. 

Maravilloso alero que adornaba El Arco.

Ventana filigrana digna de mejor suerte. 


FOTO   

Hace  ahora un año (7-7-2011) que en este Cajón de Sastre se glosaba El Arco de Lences y se hacía ver su importancia. Como era de esperar -pues nadie hizo nada para su salvación, ni de arriba ni de abajo-, El Arco ha desaparecido, y con él toda la huella y riqueza artística que le adornaba. Pero no busquéis un culpable, culpables somos todos, al no valorar como debiéramos nuestro patrimonio histórico. El vacío que ahora vemos donde se levantaba el arco es ciertamente impactante. Para que podáis comparar el antes y el después, os adjunto, queridos amigos y seguidores de este muro de lamentaciones, algunas fotografías recientes del hueco, junto a las que ya conocéis de la anterior entrada. Suma y sigue. 

5 comentarios:

  1. Buenos días, Elías Rubio Marcos:

    Tus fotografías serán las que hablen del desatino.
    Pero, ¿a quién le importa? ¿quién lo entiende? ¿hay alguién que valore estas reliquias del pasado, que en si llevaban arte, trabajo y tiempo de las gentes y de sus historias?

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Gelu, por tu comentario. Creo que aún tenemos mucho camino que recorrer para alcanzar el título de civilizados. Son tiempos de crisis los que vivimos, más difíciles todavía para la conservación del patrimonio. Si en tiempos de bonanza económica no se hizo nada para salvar monumentos, figúrate ahora. Es para echarse a temblar.

      Saludos

      Eliminar
  2. Siento vergüenza de mis semejantes. Nuestra incultura nos está haciendo retroceder a las peores épocas del siglo XIX: corrupción, latrocinio, desprecio por el patrimonio y la naturaleza, estupidez generalizada.

    ResponderEliminar
  3. Siento frustración, pero Elías, ¡qué razón tienes!, culpables somos todos, si consiguiéramos una educación y una mirada de respeto a nuestros antepasados desde las escuelas, en todos los ámbitos, podríamos recuperar y cuidar lo que quedase desde la siguiente generación. Es una cuestión de educación desde niños, pero para todos.

    Un saludo, Ricardo

    ResponderEliminar
  4. una autentica e irreparable pena... asi nos va...

    ResponderEliminar

Solo se admiten comentarios constructivos. Los comentarios anónimos, o irrespetuosos, no serán publicados, tampoco los que no estén correctamente identificados.