Elías Rubio Marcos y su "CAJÓN DE SASTRE"

Recopilación de artículos publicados y otros de nueva creación. Blog iniciado en 2009.

jueves, 25 de marzo de 2010

CRESPOS, ARREBA Y GALLEJONES, GUARDIANES DE UNA ARQUITECTURA INCREÍBLE





FOTOGRAFÍAS: Crespos. Arreba. Gallejones I y II (Tomadas en marzo de 2010).

No ha hecho falta que nadie les diera premios de embellecimiento. Solos han sabido conservar su patrimonio, solos lo han embellecido. Los valles de Manzanedo y Zamanzas han sido herederos de una arquitectura tradicional de auténtico ensueño. Pueblos como Crespos, Arreba y Gallejones, que parecen salidos de un cuento, son los que mejor han sabido mimar este patrimonio. Aunque para escenario de un cuento, Crespos no tiene rival, no señor. Visitar este pequeño núcleo situado bajo el cordón rocoso y acantilado de La Gándara, con su delicioso templo románico, sus calles adornadas entre lomillas de césped bien cuidado, sus magníficos sombríos bajo perales y guindos, sus deliciosas casas montañesas (quiero decir de las Montañas de Burgos), su fuente cantarina en el centro, junto a la mimada Casa de Concejo (ahora Txoco, porque los que se fueron volvieron de visita con nuevas palabras)..., todo nos sumerge en ese túnel del tiempo que ahora tanto admiramos y deseamos.

Ay, pero la dicha no es completa, nunca lo es: Crespos no tiene vecindario continuo. Mi amigo Eliseo, que fue guardián durante muchos años de la aldea y su iglesia, respondió a la llamada de la ciudad y se fue. Desde entonces, los de la Casa de Turismo Rural de La Gándara son el eslabón perdido, o mejor, el encontrado, para que la cadena poblacional no se rompa, son los protectores de Crespos.

Nada hay en Crespos que estorbe. Solo llama la atención un cartel de metacrilato de Ceder Merindades en el que, entre otras cosas, puede leerse: “Mantenimiento de la población y establecimiento de ventajas para nuevos residentes en el medio rural, con especial atención a los emigrantes”. A lo que se ve, todavía nadie a respondido a la llamada de Crespos.

Luego está Arreba, con la misma arquitectura y prototipo de los pueblos camino. El respeto a los siglos ha hecho posible que las señas de identidad constructivas de este pueblo estén a buen recaudo, al menos de momento. Gracias, Arreba, por haber sabido valorar el patrimonio que habéis heredado. Cuando paso por vuestra estrecha calle mayor, por vuestra carretera al pie del castillo, emparedado entre viejos sillares y balconadas de madera, floridas de geranios, me congracio con la provincia, me olvido de sus desastres.

Y qué decir de Gallejones, en el hondón de las sombras. Desde arriba de El Escalerón parecen divisarse tres barrios, el de arriba, el del medio (con el cementerio que reflexiona y lapida desde su dintel de entrada: “HOY YO. MAÑANA TÚ”, y el escudo heráldico sobre José Antonio Primo de Rivera) y el de abajo. Pero preguntando en el pueblo, caso de que encontremos a alguien, nadie reconoce la existencia de tres núcleos distintos, sólo uno. Queridos amigos de este Cajón de Sastre: os voy a hacer una confidencia: uno de mis rincones favoritos de la provincia, por su belleza, está aquí, en Gallejones, en el que yo llamo "el barrio de abajo", donde el tiempo se detuvo, al menos en arquitectura. Lástima que interfiera un poste de hormigón, que una vieja torre se esté arruinando y que muy cerca haya nacido una casa de tipología greco-romana.

Gracias a los tres, Crespos, Arreba y Gallejones, también a San Miguel de Cornezuelo, yo os concedo el título de Pueblos Patrimonio de la Humanidad.

4 comentarios:

  1. Y dice el trovador:

    “Cuando se abandona el pueblo
    y se empieza a repechar
    tira el caballo adelante
    pero el alma tira pa´ atrás....”

    Para todos aquellos que por una razón u otra tuvieron que abandonar sus entrañables pueblos.

    Estos tres pueblos junto con San Miguel de Cornezuelo, perfectamente, podrían ser: Pueblos Patrimonio de la Humanidad.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Elías por acordarte de San Miguel de Cornezuelo, y de estos tres pueblos, así como de los ambulantes burgaleses. Un saludo, Flor

    ResponderEliminar
  3. Me alegra leer esto. Son pueblos que yo llevo en el corazón. Gracias Elías.

    ResponderEliminar
  4. Son pueblos maravillosos. Gracias

    ResponderEliminar

Solo se admiten comentarios constructivos. Los comentarios anónimos, o irrespetuosos, no serán publicados, tampoco los que no estén correctamente identificados.