Elías Rubio Marcos y su "CAJÓN DE SASTRE"

Recopilación de artículos publicados y otros de nueva creación. Blog iniciado en 2009.

viernes, 6 de mayo de 2011

JARAMILLO DE LA FUENTE Y EL CONSTRUCTOR DE PUPITRES

FOTOGRAFÍAS: Pupitres en la campa de la iglesia de Jaramillo de la Fuente.
(Colección Emilio-Nazario Martínez Martín, julio de 2009).


En mi reciente visita a Jaramillo de la Fuente, con motivo de fotografiar el viejo edificio de las escuelas, que en breve ha de ser objeto de remodelación para usos múltiples, me acerqué al Ayuntamiento, donde, a la espera de ser recibido por su dinámico alcalde, me entretuve con el magnífico archivo fotográfico que en pocos años este pueblo serrano ha logrado conformar. Y me llamó especialmente la atención una fotografía, una imagen llena de pupitres escolares tendidos al aire libre y sobre la hierba, en la campa de la iglesia, entre la fuente y el Árbol de la Provincia. ¿Qué era aquello? ¿De dónde habían salido tantos pupitres, y sobre todo tantos niños, si en Jaramillo, como en tantísimos pueblos burgaleses, ya no crecen? Debía ser una performance de algún artista de la tierra, pensé entre otras cosas. Quise saber qué historia se escondía tras aquella fotografía de gran colorido. Afortunadamente, en el reverso había escrito un título: “Pupitres al aire libre llenos de niños”, y un nombre, y un teléfono móvil. Tenía, pues, datos para seguir la pista. Y la seguí. Llamé a dicho teléfono y atropellé con mis preguntas a su titular, que no era otro que Emilio Nazario Martínez, a la sazón uno de los soñadores que ayudaron en la plantación del Árbol de la Provincia. Gran alivio. Le conté mi interés por la fotografía y él me contó su historia. Os la describo en breve. El asunto trasciende de la anécdota para adentrarse en el mundo de los sentimientos, de las sensibilidades. Fue durante las fiestas de Jaramillo de la Fuente de 2009. La idea de los pupitres en la calle se le ocurrió a Emilio Nazario como un acto más dentro de la programación de las fiestas, sí, pero tenía mucho más alcance. Los pupitres de la vieja y abandonada escuela mixta le traían recuerdos de su padre, cuya profesión fue, precisamente, la de constructor de “pupitres bipersonales” en la empresa alavesa vitoriana “Apellániz. Fábrica de mobiliario escolar”. Supo Emilio que las escuelas de Jaramillo se iban a remodelar y era muy posible que en el trance los pupitres pudieran desaparecer. Tenía que evitarlo a toda costa. Por eso se le ocurrió lo de sacarlos a la calle, ponerlos en valor, que decimos ahora machaconamente. Se buscaron niños entre los muchos veraneantes y se les proveyó de papel y pinturas. Se convocó un espontáneo concurso de dibujo infantil, fue un revival hermoso. Era su particular y emocionado homenaje, a los pupitres y a su padre. Según me contó, desde la empresa en la que trabajó su progenitor, las mesas-bancos bipersonales eran distribuidos por toda España, a todos los colegios nacionales y no nacionales. Por ello, seguramente yo mismo, y tú, y tú, y tú..., queridos amigos de este Cajón de Sastre, nos hayamos sentado en algún pupitre fabricado por el padre de Emilio Nazario Martínez. Aquellos pupitres de tintero y borrones que había que limpiar con lejía y lijar con cristales, antes de la visita del señor Inspector, ¡aquellos pupitres, con o sin tapa, de nuestra infancia!

11 comentarios:

  1. ¡qu e bueno elias que bueno su articulo¡ soy de extemadura,y apesar de la distancia que hay entre nuestras provincias y talvez una cultura un poco distita entre ambas regiones ,si que teniamos en comun el uso de estos pupitres en las escuelas.con nostalgia le dire que eran de distintos tamaños,segun la estatura del usuario la corpulencia o la altura,eran bastantes incomodos y sentarse en ellos todo un dia de clase era acabarla jornada escolar ¡echo un flan¡.alos mas altos nos sentaban de los ultimos porque veiamos mejor que si se sentaba alguien mas pequeñito¡yo siempre me sente atras¡muchas veces los pupitres estaban tan viejosy comidos por la carcoma,que en muchas ocasiones se rompia el asiento y acababamos sentados en el suelo,con el consiguiente enfado del maestro y nuestras alocadas e inocentes risas por el que se habia caido,despues venia el castigo que era lijar el pupitrey dejarlo nuevo de rayones y dibujitos que haciamos en ellos¡poco duraban limpios¡cuantos recuerdos me trae,si no fuera porque siempre me sente de las ultimas,con lo buena estudiante que fui,jejeje.felicidades elias por hacernos volver aunque sea un ratito a nuestra niñez,son tiempos que no volveranpero estan hay y siempre estaran.

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias, por tan buena información.
    Tengo la suerte de poseer uno de esos maravillosos trastos, que me hace añorar mi infancia.
    Mi pupitre,estaba con otros tantos arrumbado en la ermita del pueblo, todos con carcoma y llenos de polvo y olvido.
    Cuando le pregunté al alcalde por el destino de los pupitres, me dijo que cualquier día los quemarían en el monte, (no él, sino los del pueblo). Así es como conseguí uno, por supuesto, sin que nadie se enterase.
    Todavía, de vez en cuando, me siento en mi pupitre, y que conste, que quepo, si bien no con la facilidad que lo hacía de niña, Pero con la misma ilusión.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto:
    ¿Alguien me podría decir de que clase de madera son los pupitres?.
    Muchas gracias.

    Otro abrazo.

    ResponderEliminar
  4. soy anonimo del 6 de mayo 2011.te dire la madera de nuestros pupitres es posible que sean de roble ,castaño o nogal y puede que haya mas clases,mi padre decia que a la madera de castaño le atacaba mas la carcoma que a las de otras clases,no se si sera cierto o no pero lo real es que en varias ocasiones terminabamos con las posaderas en el suelo por lo cuales facil saber de que madera estaban echos la mayoria de ellos.algunos tenian grandes cajones para meter los librosy material escolar,y tenian hasta un tintero,mas de una vez le metiamos ranas y lagartijas a algun compañeroen su cajon y al abrirlos se salian los bichos y se dabanun gran susto,el maestro tampoco se libro de nuestras travesuras,pero del cstigo mejor no hablar si se enteraba de quien era el graciosillo.conserva tu pupitre y no olvides nunca que formo parte de nuesrtas vidasun abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias, querido Anónimo, (y que raro me suena esto de "querido Anónimo" jaaaa!!!!), pero me parece que de madera de roble o nogal como que no, de castaño o haya podría ser, incluso de pino. A ver si afinamos un poco mas y alguien nos da la información correcta.

    Lo tengo sin restaurar, y no me he fijado mucho en la beta de la madera. Ah!: El mío no tiene cajón y también tenía carcoma, pero ya le apliqué el tratamiento, y está hecho un señor, Ja, jaaaa!!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Aquí os va la interesante descripción de Emilio Nazario, el hijo del constructor de pupitres:

    "Pues bien, en cuanto a lo que me preguntas sobre el material empleado te diré que quiero recordar que me comentó mi padre que antíguamente era completamente de haya, después de muchos años, como se encareció bastante la madera, entonces, lo que era de madera, madera, la encimera y los asientos lo convirtieron en madera contrachapada, ya sabes, a la primera chapa o capa se le daba cola y se ponía una segunda chapa o capa pero con la veta cruzada, se le daba cola y se colocaba otra chapa también con la veta cruzada y así sucesivamente hasta llegar al grosor deseado, después se llevaba a una enorme potente y caliente prensa hidráulica y se comprimía unos minutos en unos moldes para los asientos, una vez de encolados y secos se pasaba a una máquina que la llamaban tupí, y con las cuchillas bien afiladas se terminaban los bordes, lo mismo de la tapa que del asiento ya que se dejaron de fabricar aquellos pupitres bipersonales y ahora eran individuales, convinados, la encimera el asiento y el respaldo son contrachapados y el resto hierro".

    Ya no se hacen las patas de madera como antes, ahora son de tubo de hierro doblados o curvados y con un tapón de plástico lo que apoya en el suelo. En fin, eso es lo que hay, espero haberte aclarado el tema de tu pregunta.

    ResponderEliminar
  7. Hola, Soy Emilio y respondiendo a Doña Umé diré que los pupitres fabricados totalmente en la empresa Apellaniz de Vitoria donde trabajaba mi difunto padre eran de HAYA.
    Después se fabricaron de madera contra-chapada y patas de tubo de hierro.
    Dicha empresa hace muchos años que no existe.
    Y en cuanto a sacar los pupitres a la calle fue idea mía pero quiero reconocer que apoyado totalmente por los componentes de la sección de cultura de la comisión de festejos de Jaramillo de la Fuente, como Elena y su esposo Alberto, Mónica y un servidor y por supuesto a todos los hombres y mujeres que nos ayudaron a sacarlos, limpiarlos, colocarlos y volver a guardarlos en su sitio y como no a todos los niños que alegremente colaboraron expontáneamente en el concurso de dibujo o pintura que les preparamos.
    Y para terminar quisiera hacer un pequeño comentario del concurso que preparamos la comisión de cultura sobre el "Tesoro escondido" este concurso estaba preparado para niños y niñas que supiesen leer ya que las pistas estaban escritas dentro de un sobre, fue tal el exito que también se apuntaron los "papás" de los niños que no sabían leer, estuvo muy bien viendo correr por todo el pueblo buscando las pistas a jóvenes y a los padres con los niños.
    Finalmente quiero agradecer de todo corazón a Elías Rubio por su amplio y ameno bloc.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias, Elías, por tomarte la molestia de investigar sobre el tema. Yo sabía, que, en esa época e incluso con bastante anterioridad, se utilizaba mucho la madera de haya en la fabricación de pequeños muebles.

    Emilio: también mi agradecimiento para tí. Tu idea de hacer visibles los pupitres me parece estupendísima, y te felicito por ello.

    Me hubiera encantado ver a tu padre en su salsa, fabricando los pupitres, ya quedan pocos artesanos de su talla, (nunca mejor dicho).

    También me hubiera gustado participar con todos vosotros en ese encuentro con la infancia de antes, y la de ahora.

    Reitero mi agradecimiento, para todos los que me habéis proporcionado la información.

    Abrazos sinceros para todos.

    ResponderEliminar
  9. Mis hijos están sentados en esos pupitres, fue muy bonito ver a todos estos pequeños en los mismos pupitres que usaron sus abuelos cuando iban a la escuela,con su pizarrín y su enciclopedia. Pasamos un buen rato y nos divertimos, además sirvio para limpiar y restaurar algunos de ellos. La escena se ha vuelto a repetir ete año, con motivo de hacer la foto para el diario, de mi pueblo es el mejor, este vez no sólo se han sacado los pupitres, sino la escuela entera:mapas, estufa, pizarra, mesa del profesor,pupitres, no hemos ganado, pero también pasamos un buen rato. No sabía que el padre de Emilio Nazario fuera constructos de pupitres, pero conozco a Emilio,buena personas, y ahora nombraco "cronista" de nuestro pueblo, le encanta fotografiar, y gracias a su afición e interés,tenmos fotos como estas, gracias a Emilio y también a Elias Rubio por hacer que el árbol de la provincia este en mi pueblo.

    ResponderEliminar
  10. Emilio Nazario 18 de marzo de 201218 de marzo de 2012, 11:39

    Hola anónimo del 1 de Nov de 2011.
    Muchas gracias por tu comentario, pero el mérito no solamente está en mi padre que los fabricó sino en los que me ayudaron en la idea de sacar los pupitres a la luz y sobre todo a los niños que los llenaron, ya que hace muchísimos años que no hay párvulos en Jaramillo de la fuente y aunque yo soy de capital también estudié en pupitres como estos recordando mi lejana juventud con lágrimas en los ojos. Mucha gracias a Elías por hacer que esto nunca quede en el olvido.

    ResponderEliminar
  11. felix alonso ortega1 de abril de 2014, 16:46

    hola me a gustado mucho esta historia es preciosa,yo soy de jaramillo de la fuente y e estado mucho con mis tres hijos cuando han sido pequeños y ahora que son mayores se a cuerdan mucho lo bien que lo pasaban,todavia hoy solemos ir pero menos ,en las fotos que e visto sale un tio mio ,tego prebisto ir dentro de poco a recordar viejos tiempos y ver a algun familiar que queda todavia mucha gracias por este comentario tan emotivo

    ResponderEliminar

Solo se admiten comentarios constructivos. Los comentarios anónimos, o irrespetuosos, no serán publicados, tampoco los que no estén correctamente identificados.